peces imprescindibles acuario

Si estás pensado en montar un acuario debes saber que normalmente los acuarios de agua dulce son los más populares ya que el coste en menor que los de agua salada. Por otro lado existe una gran variedad de peces de agua dulce donde elegir aunque tendrás que tener presente ante todo el tamaño del acuario y el equipamiento que puedas instalar. Es importante que tengas algunas nociones básicas a la hora de elegir los peces para tu acuario para que puedas llevar a cabo su perfecto cuidado. En este post hemos querido elaborar una pequeña lista de los peces de agua salada más comunes que suelen comprarse para acuarios de agua salada acompañados de una breve descripción. Por otro lado debes prestar atención en todas las características que le acompañen y tener presente que no todas las especies son compatibles para vivir en el mismo acuario. De todas formas siempre puedes consultar en la tienda de animales antes de lanzarte a la compra.

  1. Peces Gato. Seguramente los hayas visto más de una vez en peceras de familiares o amigos ya que estos peces son muy populares. Debes saber que el tamaño de la pecera debe ser grande o mediana si decides comprar este tipo de pez. La ventaja de tener estos peces en tu pecera es que te ayudaran a mantenerla limpia ya que pasan casi todo el tiempo en el fondo del acuario buscando restos de comida.

  2. Las Carpas. Podríamos decir que se trata de los peces más comunes y versátiles que puedes encontrar y que por lo tanto se adaptan bien a cualquier pecera.

  3. Los Girinoqueílidos. Son muy conocidos por poseer un órgano especial que les hace adherirse a rocas y algas fácilmente. Son elegidos en peceras porque se adhieren a las paredes y ayudan a mantener limpio el acuario.

  4. Mastacembélidos. A pesar de que son peces que no requieren ningún cuidado especial tienen un problema a la hora de colocarlo junto con otros peces ya que son muy territoriales y pueden ser agresivos con otros peces. En muchos casos simplemente con tener un acuario bastante grande y colocar una roca dispuesta para tener un lugar donde esconderse, no causaran problemas sobre todo si otros peces no se le acercan.

  5. Los pecílidos. Son peces muy pequeños y de colores que dan un toque alegre a cualquier acuario y no requieren cuidados especiales. Si quieres que los machos tengan un color más brillante tendrás que poner el agua aún más caliente pero ten en cuenta que esto puede perturbar la vida los otros peces.

  6. Los peces globos. Existe una gran variedad de peces globos no venenos que puedes tener en el acuario sin ningún tipo de problemas ya que no suelen ser agresivos. Normalmente por su tamaño se suele añadir un ejemplar en la pecera. Debes saber que aunque no son especialmente delicados debido a su diversidad debes informarte primero de cómo van a reaccionar en tu acuario.