importancia-ejercicio-fisico-mascotas

Normalmente a la hora de decidir los elementos que harán feliz a nuestra mascota sólo pensamos en su alimentación e higiene, olvidando lo importante que puede llegar a ser para ellos el ejercicio físico. Como sabemos, las mascotas más habituales en hogares son los perros, gatos, loros, conejos, tortugas o incluso peces y todos necesitan un espacio suficiente para que puedan realizar ejercicios diarios que evitarán el sobrepeso y ayudarán a su autoestima. En cierta forma en algunos casos debemos intentar recrear lo mejor posible su habitat natural para que el animal pueda moverse libremente, sobre todo en jaulas o acuarios.

No olvides que en función de las características principales de cada animal necesitará más o menos tu ayuda para realizar los ejercicios físicos que necesiten. Desafortunadamente, debido a nuestro nivel de vida no siempre se dispone de suficiente tiempo libre para dedicar a las mascotas y por otro lado tampoco se tiene suficiente espacio en la casa. Por ese motivo es importante tener presente estos puntos antes de decidir tener una mascota en casa ya que requieren nuestro cariño y atención. El ejercicio físico puede ser un elemento muy importante para ellos sobre todo piensa que cuando ejercitamos nuestro cuerpo y realizamos ciertas actividades nos hace sentirnos libre y realizados, pues lo mismo le ocurre a nuestras mascotas.

Como hemos mencionado antes, cada tipo de mascota necesita distintas atenciones según sus características físicas. Por ejemplo, en aves como lo loros es importante que puedan ejercitar diariamente el vuelo ya que esto hará que sus huesos aumenten densidad y sean más fuertes. En este caso concreto debemos tener en cuenta que no es lo mismo realizar ejercicios pasivos mientras juegan con sus juguetes o simplemente baten sus alas, que ejercitar realmente el vuelo apoyándolo con ejercicios de resistencia. Por otro lado existe cierta creencia que determinados animales como el gato no necesitan que estemos pendientes de la realización de ejercicio físico. Es cierto que el gato no necesita paseos diarios como el perro ya que su carácter es más independiente pero necesitan tener acceso a otros espacios. Por ello debemos asegurarnos que puedan tener la posibilidad de salir para explorar, trepar árboles, cazar pájaros…..etc.

No olvides que el ejercicio físico afirmará su tono muscular, favorecerá la circulación y mejorará el apetito. Si no tienes esta alternativa puedes utilizar postes para trepar, estructuras que simulen el exterior o tablas para rascar. En el caso del perro existen determinados ejercicios dependiendo de la raza de perro que pueden ser más interesantes que el típico paseo. Pero lo más importante es que el ejercicio que le ofrezcamos no sea excesivo ni demasiado violento. Por último no olvides que el ejercicio es fundamental para cualquier mascota e igual de imparte que la alimentación, higiene o visitas al veterinario. Cuando es un cachorro es a raíz del juego por el cual aprende todo lo que le rodea y al mismo tiempo hace potenciar sus instintos para que en la edad adulta pueda alcanzar a desarrollar todas las cualidades que la naturaleza le ha otorgado para su supervivencia.