estilos-corte-peluqueria-canina

Adoramos a nuestro perro, por eso no solo nos interesa que el mismo esté saludable y feliz, sino que además deseamos que todo ese bienestar se refleje también en su aspecto externo. Y si hay un punto estético importante a valorar este sería el pelaje del animal, que refleja el estado de salud del mismo y también los cuidados que le damos.

Ayudar a nuestro perro a cuidar su pelo mediante el cepillado periódico es un tarea importante que todos los amos, debemos asumir cuando el animal tiene el pelo largo, o cuando contamos con una raza que es propensa a mudar pelaje. Esto no solo ayudará a mantenerlo brillante y en buen estado, sino que además reducirá la necesidad de bañar al can.

Sin embargo siempre resulta importante acudir a un peluquero canino si deseamos darle al perro un mejor aspecto, modificar su apariencia especialmente en los casos de canes de exposición, o reducir la cantidad de pelos muertos para vaciar un poco el pelaje.

Los estilos de corte de peluquería canina pueden dividirse en tres dependiendo el tipo de pelo del perro y de sus necesidades, así encontraremos:

  • Stripping: esta técnica es muy empleada en perros de pelo duro como los Schnauzer, los Terrier o Fox Terrier, que consiste en eliminar con los dedos aquellos pelos que se encuentran muertos para dar paso al nacimiento de un nuevo pelaje. Se trata de una técnica indolora para el animal que resulta importante aplicar con el fin de mantener un pelaje saludable y en buen estado. Puede realizarse a partir de los 4 meses.
  • Corte con tijeras: se trata de una solución muy popular en perros de pelo largo con el fin de reducir el volumen del mismo y darle una mejor apariencia al animal. No se trata de una opción que haya que aplicar de forma obligatoria, sino que más bien dependerá del criterio de cada dueño.
  • Corte con máquina: este tipo de corte es usado especialmente en perros de pelo lanoso, ayudando a rebajar el volumen y moldear el pelaje dando una apariencia más estética al animal sin dejar al can desprotegido de los beneficios que ofrece el pelo.

Es importante tener claro que, aunque en verano las altas temperaturas pueden ser agobiantes, los perros no deben ser rapados, pues el pelo es necesario para proteger la piel del animal del sol y también para regular su temperatura.

Infórmate con más detalle en esta web