mantenimiento-acuario

Aquellos que sois apasionados de los peces y todo lo que tenga relación con el fascinante mundo de la ictiología hoy no os debéis perder este artículo porque os daremos algunas ideas sobre cómo mantener correctamente tu acuario y que no os cueste demasiado dinero. Es cuestión de llevar un buen mantenimiento del mismo y dedicarle un poco de vuestro tiempo.

Cuántas veces no nos habremos detenido delante de inmensas peceras que están repletas de peces de colores y que sirven, en algunas ocasiones, como objetos de decoración o incluso para dejar pasar el tiempo distraídos mirándolos. La devoción por estos seres tan diversos puede llegar a tener un canal propio en televisión que se basa en una enorme pecera y que la gente se pasa horas observándola asombrada.

Pero hablando de acuarios más caseros y de tipo doméstico la cosa es más sencilla. En muchas casas se encuentran esas pequeñas peceras de agua dulce, las tradicionales redondas o las rectangulares que cuentan con filtros de limpieza que cumplen la tarea de autolimpiarse ellas mismas, evitándonos esa labor tan engorrosa. Pero si la que tenemos es la redonda de cristal de toda la vida pues ya se sabe, a sacar al pez del agua un ratito y limpiar su hábitat con agua abundante y un poco de jabón neutro, pero sin dejar rastro alguno claro está.

En los acuarios más sofisticados, los filtros autorregulables de agua, limpieza y luz facilitan y mucho el cuidado de estos recipientes. Pero de igual forma hay que ir observándolos de vez en cuando y comprobar que todo funcione de manera eficiente. Otra de las soluciones es introducir una especie de pez, más concretamente, el pez gato, que se encarga de comerse los restos de comida del fondo del acuario y dejando con ello un poco más limpio este hábitat.

El tema de la alimentación de las mascotas es algo que no se debe deja pasar por alto porque también si se quedan restos es posible que dichos restos puedan provocar infecciones en nuestros peces. Así que cambiar inmediatamente los filtros rotos o cualquier objeto que pueda ser motivo de peligro para ellos debe ser renovado de manera inmediata.

De igual manera hay que mantener la limpieza exterior del acuario. Es de lo más normal encontrarse huellas de dedos alrededor del mismo. Es inevitable por parte de mucha gente el intentar “tocar” o seguir a los peces con los dedos y creer que éstos los miran o les hacen caso. Para limpiar esa base, simplemente con un paño fino de algodón o una bayeta, con un poco de limpiacristales o agua jabonosa, ya es suficiente.

En definitiva, si lo que te gusta es más observar y contemplar peces que ir de pesca, y si estás decantándote por tener un acuario en casa, lo más recomendable es que seas respetuosos y cuidadoso con tus mascotas y las trates con el cariño y miramiento que se merecen.